Problemas 7D Mark II


Buenos días,
Dejé un poco en el olvido este blog y quizá fue un error. Uno no da a basto con el trabajo y varias redes sociales activas. Lo de siempre.

En este post explicaré el calvario que he vivido durante un año con esta cámara, el servicio técnico y fanboys de la marca. Este post será un post crítico, un post que no gustará a ciertas personas. Me da igual.

Todo empezó un 19 de Febrero con este post donde mencionaba un cambio de cuerpo que, en teoría, debía ofrecerme unas características que no me daba el segundo cuerpo actual (en ese momento).

Bien… en modo de resumen y para los más vagos diré que, después de la inversión, éste tampoco me dio los resultados que esperaba de un cuerpo de 1600€. Si estás interesado, sigue leyendo.


El primer evento al que asistí con la 7D Mark II fue el Beach Soccer Barcelona. Evento alucinante que nunca antes había tenido el placer de cubrir.. todo sea dicho.

El evento duró tres días largos, empezando por la mañana y terminando por la tarde… así que imaginad la cantidad de fotografías que se pueden hacer durante todos esos tres días..

El primer día ya me di cuenta que algo fallaba y no podía ser ninguna de mis lentes puesto que en otros cuerpos funcionaban a la perfección.
En casa, analizando las fotografías, mi cara fue muy “facepalmica”… fotos que, aparentemente, parecían tener una calidad soberbia pero que, cuando ampliabas un poco, aparecían varias cosas que no me gustaban un pelo.

  1. Fotografías al estilo “pintura al óleo”. Sin definición ni textura.
  2. Nitidez horrorosa.. fotografías “trepidadas” incluso a velocidades 1/4000.
  3. De 300 fotografías, 1 salía perfectamente a foco.

Intenté tocar todo ajuste que estaba a mi alcance y configurar la cámara a mi gusto. Después de tres días intensos y muchas horas para poder probar, no saqué nada en claro. O si… pensé, ¡seré yo!.

¡ERROR!

Siguientes eventos: Trial Indoor, Motocislimo, Fútbol.

Eventos donde ya tenía mis configuraciones de años anteriores pero que, sin embargo, no valían para este cuerpo (parecía).

Incluso pedí ayuda a un compañero de prensa en Montmeló, durante un GP. Compañero que lleva la misma cámara pero que los resultados eran MUY diferentes. Él tampoco lo entendía.

Por primera vez y después de muchas pruebas, decidí mandarla al SAT..

post

Cuando recibí el cuerpo, lo primero que hice fue probarlo. O mejor dicho, seguir probando.

Presentaba los mismos problemas, como si no hubieran hecho nada más que seguir un procedimiento estándar para “noobs” con ganas de gastar dinero.

Añadiendo, eso si, un regalo inesperado. Una mancha en el sensor que no estaba antes de pasar por el Servicio Técnico.

Segunda vez al SAT

La segunda vez el trato fue regular. Empezando por atención al cliente y terminando por el técnico (mismo que la primera vez). Mantuvimos unas conversaciones telefónicas y me dijo, una vez más, que veía bien la cámara.
Además, intentaba convencerme de ello haciéndome creer que los ajustes no eran los correctos.

Si tenéis que llamar al SAT, tened cuidado porque son 902 y todos los minutos que te tiene esperando la señorita, son minutos que van subiendo en tu factura sin contemplación. Y se notó… vaya si se notó.

Esta vez mandé, dentro de la caja, una carta escrita con los problemas descritos. Punto por punto, para que al técnico no le faltara información. También pidiendo la limpieza de sensor por habérmelo manchado.

post1

Me mandó pruebas de foco, dos fotografías hechas en la calle, a una furgoneta que parecía del sat y en marcha.

Pensé “oye, pues esto ha mejorado algo”.

Al recibir el cuerpo, salí a la calle con todo el arsenal de lentes disponibles.

  1. Canon 24-70 2.8
  2. Canon 70-200 2.8
  3. Canon 300 2.8
  4. Canon 400 2.8

Parecía que la cosa había mejorado algo pero seguía flojeando. Entraban ganas de llorar con la poca nitidez que se apreciaba a pesar de ser un cuerpo de casi 2000€ y unas lentes mucho más caras que el cuerpo.

Decidí llevármela a un partido del FCB. La mejor decisión que tomé en mucho tiempo.

Una vez en el césped y con el partido por empezar, me lié a hacer pruebas (en mi sitio de trabajo) con un trozo de césped levantado.

Con un 300mm y ajustando el diafragma a 2.8 para que el foco me dibujara una fina línea en el césped, pude comprobar que enfocaba por delante (front focus). Gracias a los Microajustes pude “solucionar” un poco el foco… que no la nitidez. Eso si, los valores eran +20. ¡Una burrada!.

Después del partido ya me entró de todo y contacté, directamente, con el SAT Canon Europa. Un amable hombre con acento alemán (o no sé que acento) me llamó para pedirme toda la información y estudiar el caso.

Un día después inicié un tema de discusión el Canonistas. ¿Quién me mandaría a mi abrir un hilo en un foro donde la mayoría son forofos de la marca?.

¿Con qué me voy de Canonistas? – Con que soy un palurdo como fotógrafo. Según ellos, la cámara funcionaba perfectamente pero era yo el que no sabía “domarla”. Al tener tantos mpx es muy exigente decían. Necesita disparar al doble de velocidad que otra cámara, necesita lentes de última generación y no se lleva bien con las lentes con unos añitos a pesar de ser PATA NEGRA……. Un sinfín de burradas de aborregados.

Días después de ese hilo, donde lo único que quería era AYUDAR a la gente que tenía los mismos problemas que yo o ayudarles a detectarlos, empezaron a llegar Mensajes Privados por todas partes. Gente con los mismos problemas o similares. Todos ellos con temor a comentar el problema en el foro después de haber visto a los garrulos de mi hilo (no todos).

Tercera vez al SAT…

Cansado y agotado por la situación, con ganas de tirar la cámara por el balcón o destrozarla con un mazo, la volví a mandar por ordenes de CEuropa.

Controlando los nervios que tenía por toda esta situación, perdí un día de trabajo por hacer un test exhaustivo de la cámara y mandar, de nuevo, una carta y un CD con todas mis pruebas.

Una vez mandada, quedaba esperar……

A los días recibo una llamada del técnico contándome lo que estaba haciendo con la cámara y lo que quedaba por hacer… PEEEEEEEERO….

Su primera impresión era que efectivamente, la cámara presentaba unos problemas “extraños y graves” que procedían de la caja réflex.

La sorpresa fue que cambió el técnico. ¡Ya no era el de la primera y segunda vez!. 

Le di las gracias por teléfono, las gracias por darme una noticia buena dentro de lo mala que era. Las gracias por confirmarme que no estaba loco. Él, entre risas me dijo; esta vez será la última.

Y finalmente esto es lo que me mandaron:

post2

La descripción de la avería la escribe la señorita que atiende al 902. Desde el primer momento vi que no tenía mucha idea del asunto y por ello, cada vez, a partir de la segunda, mandé una carta con todos los problemas a revisar.

A día de hoy y después de viajar en tres ocasiones, la cámara está funcionando de forma correcta.

 

¿Qué saco con este post? – Nada
¿Qué saco de esta experiencia? – Mucho

Si eres poseedor de una 7D Mark II y detectas algún tipo de problema, siempre que mi tiempo me lo permita, puedo responder cualquier duda al respecto.

Saludos a todos.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s