Frustración laboral y personal


Buenas tardes a todos,

No escribía desde agosto -si mi memoria no me falla- y es que como muchas veces, se dan situaciones en las que no apetece mucho escribir sobre la temática de la que va tu blog, la fotografía.

Hoy escribo estas líneas para “desahogarme” un poco y para acercaros un poco más a la realidad de esta profesión -si todavía se le puede llamar así-.

En situación
:

Dos clientes y un mismo tipo de fotografía; publicitaria de producto.

Fotógrafo. Entregando los proyectos antes de la fecha prevista y siguiendo todas las pautas de los clientes.

Hasta aquí todo bien podréis decir, sin embargo, empiezan a llegar los primeros “problemas”.

Cliente 1: Cada vez miran con más detalle cada parte de la fotografía, siendo más exigentes y dando menos tiempo para cada entrega. Todo correcto si no fuera porque quieren el mismo precio.

Fotógrafo: A pesar de las exigencias y adaptándose a lo que el cliente desea, sigue entregando los proyectos a tiempo y como el cliente quiere -se tiene que ser un poco flexible decían-.

Cliente 1: En cada proyecto piden una rebaja en el precio la cuál no se le puede conceder porque ya está en el límite de lo aceptable.

En el último proyecto suceden varios problemas y es que por no hacer caso al fotógrafo, se tienen que repetir muchas fotografías. Se le muestra nuestro mal estar -no nos gusta trabajar dos veces porque si-, nos piden perdón y nos vuelven a pedir que le hagamos “precio de amigo” después de todo lo que eso supuso para nosotros.

Conclusión:

Después de casi dos años colaborando, entregando todos los proyectos a tiempo, siendo lo más flexibles posible, con un trato exquisito -hasta entonces por su parte hacia nosotros también-, adaptándonos a sus tiempos/necesidades… no han vuelto a llamar a la puerta.

___

Cliente2: Apostaron por gente joven, empezando en la fotografía y escalando poco a poco. Se nos pedía poco en aquel entonces, una calidad aceptable a un precio acorde. Todo correcto.

Fotógrafo: Nos lo tomamos como un aprendizaje y una oportunidad pero con la misma seriedad.
Nuestras fotografías no destacaban sobre las demás y decidimos ponernos las pilas, ofrecerles una imagen final que no tuviera nada que envidiar a las grandes empresas.
Nuestra técnica -después de muchas horas y muchas fotografías- fue en aumento y como consiguiente, el acabado de las fotografías, llegando, incluso, a superar las de muchas marcas conocidas del sector.

Finalmente conseguimos entregarles unas fotografías de muy buena calidad, en poco tiempo y casi al mismo precio que a nuestros inicios -por su confianza y trato dijimos-

Conclusión:

Después de casi 4 años colaborando en proyectos varios, entregando siempre el material antes de tiempo previsto y con el cliente satisfecho, en el último proyecto -hasta ahora- que estábamos juntos nos comenta lo siguiente; Deberíamos pensar alguna cosa para poder hacer nosotros las fotografías. El fin es abaratar costes.

A día de hoy, suben fotografías en sus redes sociales que nada tienen que ver con lo que hacíamos con anterioridad…

______

Eso es todo y así es como va hoy en día esta “profesión”. Podría ir peor, no lo sé.
Piensas continuamente que es lo que has hecho mal, pero no encuentras motivos para que todo esto suceda, por lo menos no por nuestra parte.

Doy por finalizado este texto  diciendo que ambas empresas me han dado mucho, puedo decir que me han hecho ser quien soy y me han hecho aprender todo lo que se, pero han habido cosas que me han sentado mal y no me he sentido valorado.

Saludos a todos y gracias por leerme.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s